Columna de Opinión

"Un clásico ejemplo de crisis en la cadena de suministros". Por: Dr.(c) Germán Velásquez

21/6/2022
Autor:
Dr.(c) Germán Velásquez

La desesperación de los padres de familia en los Estados Unidos por la ausencia de la fórmula para alimentar a sus bebés confirma la interdependencia de la cadena de suministros para gestionar el flujo de productos sin contingencias. Al respecto, es posible identificar una serie de alertas que avizoraban el problema.

La primera alerta se registró entre setiembre de 2021 y enero de 2022, cuando se presentaron cuatro casos de bebés menores de seis meses infectados con la bacteria Cronobacter sakazakii. Por disposición de la FDA, la empresa Abbott suspendió la producción y comercialización de la fórmula para bebés menores de seis meses. Si consideramos que Abbott abastece el 50 % de la fórmula en los Estados Unidos, se puede concluir que el mercado no tiene capacidad de reemplazo inmediato.

La segunda alerta se aprecia en la disminución de los índices de natalidad en dicho país. Esta ha sido progresiva y llegó al registro mínimo, en el 2020, con 3 605 201 de nacimientos. Es preciso considerar, además, que en el 2007 nacieron 4 316 233 bebés, mientras que, en el 2021, el índice de natalidad repunto 3 659 289 [1]. De estos datos se desprende que la caída de la demanda desincentiva las plataformas de producción.

En cuanto a la tercera alerta, esta se observa en los ratios de lactancia materna, los cuales han disminuido tanto por exigencias laborales como por el incremento de la edad promedio de alumbramiento. La proporción de nacimientos de mujeres de 15 a 29 años disminuyó del 61 % en el 2010 al 49 % en el 2020. Asimismo, las mujeres de 30 a 44 años representaron el 49 % de los nacimientos en el 2020, frente al 39 % del 2010. Sobre este punto, se puede afirmar que el cambio de características del mercado anticipa el crecimiento de la demanda. 

La cuarta alerta radica en los problemas de las plantas de producción, por causa del ausentismo de los trabajadores debido a la pandemia; el encarecimiento y desabastecimiento de materias primas, por el conflicto bélico en Europa; y el acaparamiento de la fórmula por los padres, quienes reaccionaron preocupados por la alimentación de sus hijos y terminaron por afectar el flujo, lo que provocó un efecto látigo en la cadena de suministros. Tras un breve análisis, se hace evidente que la ruptura de la cadena de suministros era anticipable. 

Finalmente, la quinta alerta se relaciona con las disposiciones regulatorias en los Estados Unidos que prohíben la importación de la fórmula, hecho que impide que el mercado global intervenga para compensar la ausencia del producto. Por su parte, Joe Biden, el 19 de mayo de 2022, invocó la Ley de Producción de Defensa, para acelerar la producción de fórmula infantil y autorizó vuelos para importar suministros del extranjero. Como es claro, la regulación puede tener efectos no deseados en la cadena de suministros.

En suma, gestionar la cadena de suministros demanda un ejercicio de permanente anticipación. Las alertas son observables y deben motivar decisiones de gestión oportunas al gestor advertido, en la medida en que sepa interpretarlas.

____

[1] USA Facts. (Thu, May 13, 2021). US birthsdropped 3.8% in 2020 — the lowest since 1979.https://usafacts.org/articles/us-births-dropped-38-in-2020-the-lowest-since-1979/

 

Compartir vía :