Noticia

A Percy "Pocho" Avilés Silva

3/5/2021
Autor:

Percy Avilés Silva, gran amigo y colega, fue docente del Departamento y miembro del equipo de Habilidades Gerenciales de la Licenciatura de Gestión desde el 2018-2, años en los que tuvo un desempeño notable y un alto compromiso con los estudiantes. Compartimos, a continuación, la sentida semblanza preparada por sus colegas y amig@s María Isabel Cigueñas y Daniel McBride.

*****

Mg. Percy Benjamín Avilés Silva (29.02.1956 – 24.04.2021) Psicólogo de la Universidad Ricardo Palma. Se formó en la PUCP como Coach Ontológico y como Magíster en Gobierno y Políticas Públicas. Fundó y dirigió Rayuela, consultora cuyo propósito es trabajar por el país desde el ámbito de la educación con enfoque en el desarrollo sostenible. Así mismo, fue Director en Súmate Perú, consorcio que agrupa a seis ONGs y que como institución atiende problemáticas de niños, jóvenes y mujeres en situaciones de vulnerabilidad extrema en el país. Por otro lado, hizo acompañamiento psicoemocional tanto a individuos como a grupos y familias.

«[Pocho] estaba convencido de que la persona es el centro, el inicio de todo proceso de desarrollo y en consecuencia, puso lo mejor de sí para que sus estudiantes se conviertan en agentes de cambio para la sociedad.»

Se desempeñó como docente en la Facultad de Gestión y Alta Dirección (FGAD) siendo parte del equipo de Habilidades Gerenciales. Desde su incorporación en agosto de 2018, se caracterizó por su compromiso a todo nivel, especialmente con sus estudiantes. Siempre preocupado porque tengan una experiencia de aprendizaje significativa y que les permita desarrollarse no sólo como profesionales líderes sino sobre todo como seres humanos empáticos y resilientes. Pocho, como le gustaba que lo llamemos, estaba convencido de que la persona es el centro, el inicio de todo proceso de desarrollo y en consecuencia, puso lo mejor de sí para que sus estudiantes se conviertan en agentes de cambio para la sociedad. Sus colegas lo recordaremos siempre no solo por sus aportes en lo referido a los temas académicos sino también por sus reflexiones, su calidez, su sentido del humor y su generosidad, ya que compartía abiertamente con el equipo sus experiencias personales dentro y fuera de las aulas.

Pocho tuvo gran fortaleza mental y espiritual. Dio lo mejor de sí para desarrollar personas y comunidades; ya no estará físicamente presente, pero su vida, su ejemplo, sus mensajes y reflexiones nos seguirán acompañando e inspirando para dar lo mejor y seguir colaborando en el desarrollo de nuestros estudiantes y de la sociedad.


Compartir vía :