Columna de Opinión

"La tormenta que se avecina" - Mag. Juan Bertolotto, Gestión PUCP

8/11/2022
Autor:
Mag. Juan Bertolotto, especialista en Finanzas y en Sistemas previsionales

El pasado 11 de octubre, el economista jefe del FMI Pierre-Oliver Gourinchas brindó una preocupante declaración: “Lo peor está por venir y para muchas personas 2023 se sentirá como una recesión”.

Esta afirmación no hizo sino apuntalar lo que los mercados estaban anticipando desde hacía varios meses. El índice S&P 500 abrió el 2022 en 4.778 puntos y ha venido mostrando una tendencia descendente, la cual, a la fecha, llega a -21 %, en sintonía con la desaceleración de la economía de China, la alta inflación global y el desabastecimiento energético producto de la invasión de Rusia a Ucrania. Las perspectivas económicas para el 2023 apuntan a un crecimiento endeble tanto en EE. UU. como en la Eurozona, mientras que las tasas de interés continuarán altas en aras de reducir la inflación, con lo cual es altamente probable que se produzca un efecto “de arrastre” adverso hacia las economías emergentes.

Sin embargo, no hay que perder de vista que, a pesar de un entorno sombrío como el que traerá el 2023, muchas empresas en Perú y el resto del mundo serán capaces de sobrellevar la crisis y mantener intactos sus fundamentos de valor.

Como en toda crisis, lo más importante será poder identificar las oportunidades que se presentan en un mercado bajista, y es allí donde reside el desafío para los inversionistas, sean gestores de portafolios o particulares. Una pregunta que deberán responder, con todas las dificultades que ello conlleva, es cuánto de ese panorama sombrío ya ha sido descontado por los mercados, además de permanecer alertas respecto de los cambios de rumbo en las tasas de interés.

Ciertamente, lo que se viene en el 2023 son excelentes oportunidades de inversión para quienes tengan la paciencia y la liquidez necesarias.

Compartir vía :